Fundación Catalina Hoffmann

Misión y Visión

catalina hoffmann con el rey de España

La Fundación Catalina Hoffmann nace con el objetivo de dar asistencia a los mayores que lo necesiten y concienciar a la sociedad de la importancia que tienen nuestros mayores, proponiendo un envejecimiento activo y reinventando esta maravillosa etapa de la vida a través de métodos e iniciativas innovadoras.

El envejecimiento incluye a todas las personas, ya que todos nos haremos mayores más tarde o más temprano. Por este motivo la Fundación Catalina Hoffmann quiere concienciar a la sociedad para invertir la visión que se tiene de los mayores, pues en muchos casos las personas de avanzada edad se perciben como una carga o son un problema a esconder.

Un alto porcentaje de los mayores es dependiente y sufre un deterioro físico y cognitivo, careciendo en muchas ocasiones de recursos o familia y el Estado, no dispone de medios para dar una adecuada y necesaria atención, encontrándose en situación muchas veces precaria.

La Fundación Catalina Hoffmann es una organización privada, constituida sin ánimo de lucro con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los mayores, su entorno y familia; cambiar el actual modelo de envejecimiento a través de técnicas y medidas innovadoras e investigar y formar en el sector de la tercera edad.

La Fundación Catalina Hoffmann se regirá por los Estatutos aprobados por el Patronato con el objetivo de cumplir sus fines de interés general, que son:

  1. La promoción y atención social, la defensa de la autonomía de vida y la prevención de las situaciones de Dependiencia de las personas mayores.
  2. El desarrollo de la investigación geriátrica y gerontológica, especialmente de cuanto se refiere a las ayudas técnicas.
  3. El apoyo técnico y financiero a personas que, por su necesidad asistencial y precariedad económica, no puedan atender sus necesidades por otros medios de conformidad con los principios que rigen la Fundación.
  4. El desarrollo de sistema de calidad asistencial basados en la persona y orientados al mantenimiento de la autonomía de vida en los aspectos físicos, neuropsicológicos y asistenciales.
  5. La defensa de la dignidad personal y la autonomía de la voluntad de las personas mayores a través de la promoción del derecho a decidir libre y voluntariamente sobre los aspectos fundamentales de la vida diaria.